Introducción

        Hemos entrado en el siglo XXI con una preocupación creciente por el deterioro ambiental. La variación en riqueza de especies animales y vegetales entre las diferentes áreas geográficas ha pasado de ser una pintoresca consecuencia de factores geográficos y climáticos, a un bien preciado con interés en sí mismo. Surge el concepto de biodiversidad como patrimonio, y la idea de que debe ser preservado y transmitido incólume a las futuras generaciones.

        Difícilmente se pueden establecer estrategias de conservación sin un adecuado conocimiento de la composición, extensión y situación de nuestro patrimonio biológico. En este sentido podemos afirmar que, salvo algunas excepciones, el conocimiento de la fauna gallega de artrópodos es paupérrimo

 

 


Página creada en octubre de 1999
Última actualización: martes, 11 de marzo de 2008